Artículos

Obesidad y Sobrepeso


Dr. Alfredo Gobera Farro

Director General Hospital Bité Médica                                               

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

www.bitemedica.com

 

Recientemente la Secretaría de Salud informó que más de la mitad de los mexicanos que viven en el país sufren de sobrepeso y de obesidad portando el nada honroso segundo lugar a nivel mundial.

Este enorme problema de salud pública es mucho más que una cuestión meramente de estética, ya que al ser portador de los mismos, se disminuye en aproximadamente siete años el promedio de vida de la persona.

A ello habrá que agregarle que directamente proporcional a los problemas que el propio sobrepeso genera, se disminuye de manera importante la calidad de vida de los pacientes, considerando que patologías como la diabetes conllevan consecuencias graves como ceguera, amputaciones o insuficiencia renal, entre muchas otras.

Es alarmante el número de compatriotas que se integran cada vez más a este relevante problema de salud pública. Si continuamos con la tendencia actual de crecimiento, la obesidad contará en tres años, con al menos el sesenta por ciento de la población, y representará una carga financiera superior a los cien mil millones de pesos para el país.

Habrá que recordar que las causas de mortalidad más frecuentes en México están asociadas directamente a los problemas de la obesidad o del sobrepeso como lo son la diabetes y los problemas cardiovasculares. Patologías que por si mismas y por las consecuencias derivadas de las mismas representan un enorme gasto para las finanzas del país.

En nuestra nación como en muchos otros países, paradójicamente existen familias y comunidades que al mismo tiempo presentan problemas de desnutrición, y por otro lado, sufren de un rápido aumento de sobrepeso y obesidad. Esta dualidad comienza desde el periodo prenatal, y continúa en la lactancia y en la infancia, y se da por consecuencia del conjunto del consumo de alimentos con gran cantidad de calorías, ricos en grasas y con escasos micronutrientes que se complementan con una falta importante de actividad física. Existen muchos casos de hermanos que viviendo en la misma casa con los mismos patrones de crecimiento y desarrollo, uno de ellos tiene desnutrición o subnutrición y el otro tiene obesidad o sobrepeso. Y esto sucede debido a la desatención por parte nosotros como padres de familia que permitimos que factores externos como la publicidad, la televisión, internet, entre muchos otros, influyan de manera relevante en el comportamiento y hábitos de su propia familia.

Vale la pena preguntarnos: ¿Qué hemos hecho por nosotros mismos o por nuestras familias para evitar este grave problema? ¿Hemos puesto el ejemplo en nuestros hogares? ¿Hemos platicado sobre el tema con nuestros hijos? ¿Hemos realizado mayor actividad física? ¿Hemos modificado nuestra vida sedentaria?…

El gobierno de nuestro país destina parte importante del producto interno bruto en salud para atender problemas relacionados con la obesidad y el sobrepeso. Recursos que podrían estar destinados a programas de prevención de la salud, o a un mayor fomento a la educación por la salud. Por todo ello, es primordial que no sólo se diseñen planes de contención, sino que cada uno de nosotros hagamos verdadera conciencia de lo que representa este problema de salud pública para nosotros mismos, para nuestras familias y para la productividad y economía de nuestra nación.       

----------------------------------------

 

 

Leche materna…leche de vida


Dr. Alfredo Gobera Farro

Director General Hospital Bité Médica                                               

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

www.bitemedica.com

 

“La textura del futuro en el mundo está hecha de niños” - Alberto Morlacheti.

En estos días se celebra la semana de la lactancia materna que tiene como principal objetivo el fomento de la misma y el cuidado de la salud de los bebés de todo el mundo.

Es relevante recalcar que la lactancia materna ayuda de manera importante a la disminución de la tasa de mortalidad infantil, uno de los objetivos de desarrollo del milenio generados en la Organización de las Naciones Unidas a finales del siglo pasado.

Corresponde a todas las partes involucradas a renovar su compromiso de promover la salud y en especial esta maravillosa práctica, que desafortunadamente en lugar de aumentar, se ha ido desvaneciendo en los últimos años.

Lo trascendente de la declaración cuando ésta fue realizada y que continua vigente al día de hoy, es que está sustentada en una estrategia mundial con un enfoque integral, y que se encuentra caracterizada por la necesidad urgente para aplicarla de inmediato a fin de abordar de manera eficaz, el reto tan básico y universal que es el garantizar la alimentación apropiada de los niños de todo el mundo.   

Dicha declaración realizada por especialistas de todo el urbe refleja entre otros factores, el de proporcionar la alimentación ideal al lactante y contribuir a un crecimiento y desarrollo saludables, el reducir la incidencia y la gravedad de las enfermedades infecciosas disminuyendo por consiguiente la tasa de mortalidad infantil, el promover la salud de la mujer al reducir el riesgo de cáncer de mama, así como proporcionar beneficios sociales y económicos a la familia y a la propia nación.

Investigaciones recientes así como recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud señalan que los beneficios aumentan cuando el lactante es amamantado exclusivamente sin ningún otro alimento, ya sea líquido o sólido, durante los primeros seis meses de vida para posteriormente combinarse con una adecuada alimentación complementaria.

Las autoridades de salud del país han hecho enormes esfuerzos por promover y difundir en lo posible las enormes ventajas que representa la lactancia materna. Sin embargo se requiere de mayor apoyo por parte de todas las áreas involucradas, tanto públicas como privadas, con la finalidad de incrementar de manera considerable e inmediata, la lactancia materna en nuestro país.

Bajo ese sentido, y comprometidos de manera permanente por la salud, el Hospital Bité Médica promueve y apoya la lactancia materna como garantía de calidad de vida del recién nacido.

Cada año, mueren cerca de once millones de niños menores de cinco años a causa de una mala nutrición, y más de la mitad de las muertes ocasionadas por enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas pueden deberse a prácticas inapropiadas de alimentación. Cabe mencionar que al menos dos terceras partes de estas muertes ocurren durante el primer año de vida.

Otro dato relevante a destacar, es que solamente el 35 por ciento de los lactantes de todo el mundo son alimentados exclusivamente con leche materna en un periodo de entre los tres y los cuatro meses de vida, y con frecuencia, en muchas comunidades, las prácticas de alimentación complementarias utilizadas son inapropiadas e insalubres.

El estado de salud de la madre y el bebé están íntimamente relacionados, y para mejorar la alimentación del lactante debemos comenzar asegurando el buen estado de salud y nutrición de las propias mamás.

Las madres y los lactantes constituyen una unidad biológica; también comparten los problemas de mala nutrición y de una salud deficiente. Todo lo que la madre haga para mejorar o empeorar sus problemas de salud, le afectará de manera directa al bebé lactante. En ocasiones, por cuidar la atención del bebé, desafortunadamente las madres descuidan su propia atención. Por ello, y por la interrelación tan estrecha que existe entre madre e hijo, tan importante es la promoción de la lactancia materna, como lo es el fomento del cuidado de la salud de las propias mamás de los lactantes. 

 ------------------------------------------------------------------


Datos sobre lactancia materna


Investigación

Lourdes Alicia Reyes Avila

Educadora Perinatal - Doula                                               

Consultora en lactancia materna

  

La lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños. Combinada con la alimentación complementaria después de los seis meses de vida del infante, la lactancia materna óptima previene la malnutrición y puede salvar la vida a cerca de un millón de niños. 

Hoy en día los menores de seis meses alimentados exclusivamente con leche materna no llegan al 40% de la población mundial. Un apoyo adecuado a las madres y familias para que inicien y mantengan la lactancia materna podría salvar la vida de muchos pequeños.

La OMS fomenta activamente la lactancia materna como la mejor fuente de nutrientes para los lactantes y niños pequeños. En este documento se exponen sus múltiples beneficios y cómo la ayuda a las madres puede aumentar la lactancia materna en todo el mundo.

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.

La OMS recomienda el calostro (la leche amarillenta y espesa que se produce al final del embarazo) como el alimento perfecto para el recién nacido, y su administración debe comenzar en la primera hora de vida. 

 

1.- La OMS recomienda vivamente la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida. Después debe complementarse con otros alimentos hasta los dos años de edad.

Además:

* Debe comenzar en la primera hora de vida;

* Debe hacerse “a demanda”, es decir, con la frecuencia que quiera el bebé, tanto de día como de noche, y

* Deben evitarse los biberones y chupetes.

 

2.- Beneficios para la salud del lactante.

La leche materna es ideal para los recién nacidos y lactantes, pues les aporta todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo sano. Además es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a proteger al lactante de enfermedades frecuentes como la diarrea y la neumonía, que son las dos causas principales de mortalidad infantil en todo el mundo. La leche materna es fácil de conseguir y asequible, lo cual ayuda a garantizar que el lactante tenga suficiente alimento.

 

3.- Beneficios para la madre.

La lactancia materna también beneficia a la madre. La lactancia exclusivamente materna constituye un método natural (aunque no totalmente seguro) de control de la natalidad

(Protección del 98% durante los primeros 6 meses siguientes al parto). Además, reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario en fases posteriores de la vida, ayuda a las mujeres a recuperar más rápidamente su peso anterior al embarazo y reduce las tasas de obesidad

 

4.- Beneficios a largo plazo para el niño.

Además de los beneficios inmediatos para el niño, la lactancia materna contribuye a mantener una buena salud durante toda la vida. Los adultos que de pequeños tuvieron lactancia materna suelen tener una tensión arterial más baja, menos colesterol y menos tasas de sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2. También hay datos que indican que las personas que tuvieron lactancia materna obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia.

Beneficios a largo plazo para el niño. Además de los beneficios inmediatos para el niño, la lactancia materna contribuye a mantener una buena salud durante toda la vida. Los adultos que de pequeños tuvieron lactancia materna obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia.

 

5.- ¿Por qué NO la leche artificial?

La leche artificial no contiene los anticuerpos presentes en la leche materna, y cuando no se prepara adecuadamente conlleva riesgos relacionados con el uso de agua insalubre y material no estéril o con la posible presencia de bacterias. Una dilución excesiva con el fin de ahorrar puede acabar produciendo malnutrición. Por otro lado, las tomas frecuentes mantienen la producción de la leche materna y, en caso de que se utilice leche artificial pero esta deje de estar disponible, puede resultar complicado volver a la lactancia materna debido a la disminución de la producción materna.

Es por esta razón la importancia de que las nuevas mamás cuenten con información adecuada y actualizada durante su embarazo para que al nacer su bebé no vivan la lactancia materna como muchas generaciones, llenas de mitos y creencias que han provocado que nuestro país sea uno de los líderes en obesidad infantil.

© OMS. Reservados todos los derechos